La resurrección de Lázaro

Sin duda éste es uno de los milagros más asombrosos e impactantes del ministerio de Jesucristo, quien ya había hecho tantos milagros y señales que “los judíos procuraban apedrearle”, por eso, se había retirado a otra ciudad, posiblemente a más de 3 días de viaje. Cuando Lázaro enfermó, María y Marta mandaron a avisarle al Señor quien expresó: “esta enfermedad no es para muerte, sino para sepulcro lazarola gloria de Dios, para que el Hijo de Dios sea glorificado por ella”. Dos días después dijo a sus discípulos: “Nuestro amigo Lázaro duerme; mas voy para despertarle”. Jesús estaba refiriéndose a la muerte de Lázaro y al milagro que él haría pero sus discípulos no lo entendían aún. Al llegar a Betania, Lázaro tenía 4 días de muerto. Ni Marta ni María a pesar de su afecto al Señor comprendían totalmente sus propósitos, y la gente que con ellas estaba se lamentaba de la muerte de Lázaro con profunda incredulidad, tanta que hacen estremecer y conmover a Jesús.

¿Cuál es la enseñanza de esta historia? Bueno, podríamos mencionar varios temas tales como la resurrección corporal, la muerte, la gloria de Dios, el trato de Jesús con las personas, la relación del Hijo con el Padre, el tiempo determinado del ministerio terrenal de Cristo, y otros, pero creo que la enseñanza más profunda es la resurrección espiritual.

¿Qué es la resurrección espiritual? Es la obra sobrenatural de Dios de traer un muerto espiritual a la vida espiritual. Esto no es algo distinto a lo planteado en Juan 3 en el nuevo nacimiento. Es la misma obra de gracia sólo que es presentada desde otra perspectiva. Nacemos físicamente porque Dios nos dio vida corporal (el primer nacimiento), nacemos espiritualmente porque nos da vida espiritual (el nuevo nacimiento) “el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios”. Jesús es la Resurrección y la Vida, por lo tanto, él resucita a los muertos espirituales y les da vida espiritual; éste es el gran tema del capítulo.

La muerte física

La muerte física es la separación del alma (o parte inmaterial del ser) del cuerpo; no es la no-existencia como algunos la entienden. Santiago nos aclara este concepto al usarlo en una comparación: “Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta” (Santiago 2:26). En una persona muerta, tanto el cuerpo como el espíritu existen pero ya no están ligados mutuamente. El cuerpo continuará su proceso de descomposición y el espíritu seguirá a su destino eterno. Cuando Jesús resucitó a la hija de Jairo el texto nos explica: “Entonces su espíritu volvió, e inmediatamente se levantó”.

Evidencias de la muerte física

Cuando esta separación ocurre el cuerpo continua a un proceso natural de descomposición pocos minutos después de la muerte. El corazón deja de bombear sangre entonces, las células empiezan a morir. Algunas rápidamente, como las del cerebro que sobreviven solamente entre 3 y 7 minutos; otras pueden vivir hasta 24 horas como las de la piel. Lo cierto es que no se necesita de un agente externo para la descomposición del organismo, pues en nuestro interior viven microorganismos que se encargan de comer el cuerpo. Si el cadáver está sobre el suelo en contacto con el aire la descomposición es 4 veces más rápida que cuando está bajo tierra. El calor también acelera el proceso. Estos dos datos deben tenerse en cuenta en la Betania de nuestra historia. Los judíos acostumbraban a poner sus muertos en cuevas, no a enterrarlos y el clima con altas temperaturas es característico de ésa región.

Para cuando Jesús llegó frente al sepulcro de Lázaro, las condiciones del cuerpo de este serían las siguientes: Estaría hinchado y tendría un color verdoso azulado producto de la operación de las encimas y bacterias sobre las células resultando en sustancias que actúan en el proceso, tales como el metano y el sulfuro de hidrógeno. El abdomen cercano al intestino es la zona con mayor concentración de bacterias por lo tanto estaría comido por gusanos. La lengua podría haberse salido de la boca, y el fluido de los pulmones expulsado también por la boca y los orificios nasales. El olor debido a los gases liberados en la descomposición sería insoportable. El sulfuro de hidrógeno produce un olor característico al de un huevo en mal estado.

No es extraño que Marta haya dicho: “Señor, hiede ya, porque es de cuatro días”

Si este cuadro nos hace ver el efecto de la muerte en el cuerpo entonces podemos acercarnos a comprender cuan terrible que es el estado espiritual del ser humano: Muerto.

Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos). Efesios 2:4-5

El milagro de la resurrección aquí implicaba no solamente que el espíritu volviera al cuerpo sino que ese cuerpo ya deteriorado fuese restituido al estado anterior y sin la enfermedad que lo llevó a la muerte. Aunque Lázaro volvería a morir en el futuro cuán grande sería la confianza y esperanza de que Cristo le resucitara en el día final luego de vivir esta demostración tan grande de poder en su ser.

Cada persona debe ser consciente de la realidad de la resurrección futura de justos e injustos y el juicio consecuente con eso.

No os maravilléis de esto; porque vendrá hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz; y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida; mas los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación. Juan 5:28-29

La muerte espiritual

En un muerto espiritual, el espíritu está separado de Dios. Cuando la raza humana cayó en pecado y la muerte vino como consecuencia directa. Adán y Eva no murieron físicamente cuando comieron del árbol prohibido, murieron espiritualmente en ese momento y físicamente mucho tiempo después porque la muerte en general es la consecuencia del pecado. Adán y Eva y toda la humanidad quedó separada de Dios en sentido espiritual.

Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron. Romanos 5:12

Porque la paga del pecado es muerte. Romanos 3:23

pues todos han pecado y están privados de la gloria de Dios. Romanos 3:23 (NVI)

Evidencias de la muerte espiritual

Un muerto espiritual está bajo los efectos del pecado, el poder del pecado y el reinado del pecado en su ser. Puede tener vida física, pero su espíritu está totalmente separado de Dios y esto se evidencia en su estilo de vida. Todo su ser, sus pensamientos, sus emociones y su voluntad está dominada por el pecado aun cuando no lo reconozca.

entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás. Efesios 2:3

Los vicios tales como las borracheras, el uso de drogas, la inmoralidad sexual hacen evidente el estado de muerte espiritual, pero no está limitado a estos pecados solamente sino que también se comprueba en el orgullo, la codicia, la mentira, la lujuria, el odio, la soberbia o hipocresía como cualquier otro pecado. Algunas veces la descomposición no ha avanzado tanto, pero es cuestión de tiempo que se haga mas evidente. La persona puede pensar que está bien porque tiene uno pocos pecados por ahí (según cree) pero si trata de corregirse o hacer alguna buena acción puede compensarlo. ¡Necio! Si estás muerto espiritualmente nada que hagas puede traerte a la vida. No importa que vayas a la iglesia o cambies de religión o te esfuerces con obras de bien ¿no has comprendido aún la realidad? El muerto no puede levantarse a si mismo.

El estado espiritual del hombre es terrible, pero peor aún será el resultado de aquellos que no atienden a la Palabra de Dios y mueren físicamente estando muertos espiritualmente.

Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda. Apocalipsis 21:8

¿Cuál es la esperanza entonces?

Le dijo Jesús:Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto? Juan 11:25-26

Jesucristo es la única esperanza para el muerto. Lázaro estaba muerto físicamente y Jesús lo trajo a la vida, lo resucitó. Quien está hoy muerto en sus delitos y pecados solo halla esperanza en Cristo, quien le puede resucitar de su estado espiritual deplorable e irresoluble para sus propios esfuerzos.

Entonces quitaron la piedra de donde había sido puesto el muerto. Y Jesús, alzando los ojos a lo alto, dijo: Padre, gracias te doy por haberme oído. Yo sabía que siempre me oyes; pero lo dije por causa de la multitud que está alrededor, para que crean que tú me has enviado. Y habiendo dicho esto, clamó a gran voz: ¡Lázaro, ven fuera! Juan 11:41-43

Jesús agradece al Padre por oír su petición y aclara que lo dice por causa de la incredulidad de muchos que estaban en ese duelo. Muchos allí no creían que Jesús era el enviado del Padre, el Hijo de Dios, y Dios mismo, con autoridad sobre la vida y la muerte. Por esto agradece, porque la petición de que Lázaro vuelva a la vida ya había sido contestada porque Jesús hacía cada obra en dependencia absoluta de su Padre. Como Lázaro ya había recibido vida, la frase siguiente fue:

¡Lázaro, ven fuera!

Y el que había muerto salió, atadas las manos y los pies con vendas, y el rostro envuelto en un sudario. Jesús les dijo: Desatadle, y dejadle ir.

Cuán perplejos habrán quedado los presentes frente al sepulcro al ver al que había estado muerto salir ¿Habrá algo imposible para Jesucristo?

El que resucitó al muerto físicamente también tiene potestad para resucitar a los muertos espirituales. No importa cuan avanzado sea tu estado de putrefacción a causa del pecado en tu vida cuando el maestro te concede vida y te llama te levantarás por el poder de Su Palabra.

¿Te ha resucitado Cristo? ¿Puedes decir como Lázaro que estuviste muerto y Cristo te trajo a la vida? Esto es una realidad para los verdaderos hijos de Dios, quienes han sido quitados del reino de la muerte por el sacrificio de Cristo que cargó con los pecados de su pueblo en la cruz, sufriendo así el castigo que la santidad de Dios exigía. Jesucristo da vida y los que la poseen se levantan y van hacia él.

Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados. Efesios 2:1

Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con él, perdonándoos todos los pecados. Colosenses 2:13

¿Estás en este momento en el sepulcro espiritual, donde la muerte ha hecho su efecto y el olor nauseabundo revela lo terrible de tu condición ante Dios? Quizás hoy sea el día cuando Cristo te da la vida espiritual.

porque la luz es lo que manifiesta todo.

Por lo cual dice:

Despiértate, tú que duermes,

Y levántate de los muertos,

Y te alumbrará Cristo.            Efesios 5:14

————————

© Por Adrián Passarelli. Verdadenamor  Este material es de libre reproducción y distribución, siempre que sea sin fines de lucro, sin alterar su contenido y reconociendo su autor y procedencia.

Suscribete para recibir actualizaciones de entradas como esta aquí.

Anuncios

11 comentarios

Archivado bajo Historias Bíblicas, Muerte

11 Respuestas a “La resurrección de Lázaro

  1. Marlene mendoza.

    Bello mensaje,Dios lo bendiga.

    Me gusta

  2. Gabriela Martinez Valencia

    Gracias por ayudarnos a entender mucho mejor la Palabra de nuestro Dios. Bendiciones sean dadas a usted de parte de nuestro Dios.

    Me gusta

  3. hermosa reflexion dios los bendiga muchoo justo yo tengo q dar una reflexion y esto me toco el corazon para llevar al pueblo de dios eta muy bonita dios los bendiga

    Me gusta

  4. JESÚS

    preciosa enseñanza, me gusto mucho la forma como la has llevado amado hermano. Justo era o que necesitaba. Dios bendiga tu vida y tu ministerio.
    Si te fuera posible amado hermano, enviarme mas enseñanzas y así poder alimentar mi alma y la de mis hermanos al poder compartirles lo que nuestro señor te dio y me enseño ami. Gracias.

    Me gusta

    • Estimado Giovanni, hace tiempo que no he podido escribir en el Blog, te pido que ores para que pueda separar el tiempo para preparar artículos y publicarlos, mientras tanto te animo a que te metas en los links de los blog y páginas que recomiendo y encuentras en la pagina de inicio. Saludos y bendiciones!

      Me gusta

  5. l

    Dios le bendiga amado hermano en Cristo Jesus,me ha sido de gran bendiciòn esta ensenanza,que el Dios del cielo siga iluminando su vida y dandole inteligencia . saludos y bendiciones!

    Me gusta

  6. jorge luis

    muy bueno el estudio que dios te bendiga hermano

    Me gusta

  7. erica

    me gusto llore de la emoción cuando leí la parte de resurrección espiritual el cual yo encontré en nuestro señor Jesucristo yo se que las cadenas que me ataban el señor Jesucristo las rompió y me libero ahora me siento en paz por el amor en cristo Jesús ya que el tiene todo el poder absoluto el me da amor y su sangre tiene poder así que hermanos arrepiéntanse por que el señor es la vida eterna y te da vida espiritual el esta con su brazo extendida esperándolos hermano que el señor lo cuide y siga escribiendo enseñanzas gracias te doy señor Jesucristo por darme el regalo de la vida tanto espiritual como física y perdonarme

    Me gusta

  8. Carol

    Excelente este artículo, bendiciones hermano.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s